sábado, 9 de mayo de 2015

Párrafo del Capítulo 1, Acto II de "Mi hija y la ópera"

«En el mes de julio, mi abuelo que apenas contaba sesenta años enfermó, se dijo que no soportó ver otro mundial de fútbol en solitario, sin la compañía de su hijo con el que compartía únicamente la afición por la selección española. Una vez escuché que el exceso de trabajo y las interminables noches de soledad con el vino como único camarada acabaron consumiéndolo.»

No hay comentarios: