domingo, 17 de mayo de 2015

Extracto del Capitulo 9, Acto II de "Mi hija y la ópera"

«El fiasco que supuso la derrota de España contra Italia en cuartos no impidió que se celebrase en casa otras de las fiestas de mi progenitor y sus secuaces. Aquella noche me fui a la cama más por el aburrimiento que por la insistencia de mi padre a eso de las dos de la madrugada. No podía conciliar el sueño, imaginé, en estado de semiinconsciencia, que Guardiola, Salinas, Goikoetxea y el resto de los jugadores de la selección irrumpían violentamente en mi dormitorio con deseo; Pedro, lascivo, aprovechaba un descuido de mi padre y subía también, uniéndose a aquel grupo de sementales que me forzaban sin que yo ejerciese demasiada resistencia. Los dedos: índice y corazón de mi mano derecha fueron abriéndose paso entre mi ropa interior y la línea recóndita de mi más profunda intimidad.»

No hay comentarios: