domingo, 27 de noviembre de 2011

Ricote

    Podría ser Ricote una de esas localidades en donde queda patente que puede perdurarse entre siglos sin apenas ver cambiadas sus angostas y sinuosas calles. De origen morisco, la población descansa a niveles desiguales de lo que muchos llamarían sierra de Ricote, y otros, valle con el mismo nombre.

    En un lugar donde nada más llegar dan la bienvenida al viajero por medio de un original cartel, se puede encontrar en el bien delimitado perímetro del pueblo un local llamado El Sordo que hará las delicias de los más exigentes paladares convirtiendo la visita a la población en algo digno de ser recordado para siempre.

   

lunes, 14 de noviembre de 2011

Proemio de «Retazos del Ser»

Fragmento del Proemio

Pues, aunque sí que es cierto que en todos no ha de ocurrir de igual modo, frecuencia y rapidez, estoy convencido de que todo ser humano puede y es capaz de robar, ultrajar, vejar, engañar, abusar y hasta incluso matar a otro ser humano en algún momento a lo largo de su vida. Para ello tan sólo es necesario que se den cita dos circunstancias bien definidas; un móvil y un estado emocional concreto. Por lo demás, sólo aquellos que sean capaces de mantener salvaguardado su buen juicio y sentido común en los momentos más críticos de tales situaciones, serán capaces de tener alguna posibilidad de lidiar con éxito en su lucha contra ese monstruo que llevamos en el interior de nuestra propia naturaleza y que somos nosotros mismos.

De la obra: "Retazos del Ser"
Enrique Albaladejo Martínez

lunes, 7 de noviembre de 2011

TRES MARAVILLAS

TRES MARAVILLAS

Todo niño, es un poeta.
Todo hombre, una proeza.
Toda mujer, una perla.

El niño con frases nuevas.
El nombre a veces profeta.
La mujer toda bella.

Poeta, proeza y perla
a todo le falta holgura,
si no se usa la cordura.

De la obra: "MUNDO PRÓVIDO Y ESPINOSO"
JOSÉ MARTÍNEZ GIMÉNEZ

domingo, 30 de octubre de 2011

Historia del Remember

HISTORIA DEL  REMEMBER 

   Todo comenzó un nueve de enero de un almanaque que anunciaba el año 1999; con una cena, en Venta Valero, Cartagena. Era la des­pedida de soltero de mi hermano Jorge, aquella noche, un grupo de amistades que otrora se habían autonombrado como «LOS DRAKYS», inauguraban  sin saberlo una sucesión de eventos que finalmente terminaron por denominarse como “el Remember de Los Drakys”.

   Fue un par de semanas después, cuando coincidieron, en la boda del mencionado, cuando a un loco se le ocurrió repetir el evento cada año, pero para que no cayese siempre en el mismo mes, se iba a realizar cada once meses, a ser posible el primer sábado, con un requisito adicional: que cada uno podría invitar si quisiera a otro conocido.

   La siguiente cita fue el 4 de diciembre de ese mismo año, aquel evento tiene la particularidad de haber sido el de menos convocatoria de toda nuestra historia: sólo cinco personas, de nuevo Jorge Frutos fue el protagonista del acontecimiento, puesto que fue el anfitrión de dicha cena, ya que puso su domicilio de Murcia a disposición de la fiesta.

   Sin embargo, los tres Remember que le sucedieron fueron por el contrario los de mayor número de asistentes, el 4 de noviembre de 2000, conocido como el “4N” celebrado junto con el siguiente: el “seis O” (con fecha 6 de octubre de 2001) en el mismo lugar que el primero: Venta Valero. En este último, existe una impagable imagen con todo el grupo sosteniendo un trofeo de caza del propietario del local.

   A estos le siguió el “siete S”, con fecha –obviamente–, 7 de septiembre de 2002. Posiblemente el más multitudina­rio de todos, cuya cena fue en la Pizzería Roma de Cartagena y que acabó con la mayoría de asistentes en la Plaza Bohemia de La Manga.

   La Mía Mamma de Cartagena, albergó el último Remember con formato exclusivamente nocturno, la noche del 2 de agosto de 2003 que acabó en Lo Pagán. Prosiguieron los festivales maratonianos de los años posteriores, el primero, el 3 de julio de 2004, en la casa del mayor loco de todos, en Las Torres de Cotillas, todavía hay vecinos que recuerdan que había gente bañándose en la piscina con botellines de cerveza que provenían de mi vivienda.

   El siguiente, fue en la casa de otro histórico, Miguel Ángel “El Lon”, el 4 de junio de 2005, otro evento de barbacoa, baño, y alcohol, mucho alcohol, tanto que de recordarlo me duele la cabeza. Pero el evento que vino después, fue sin duda el que más se alargó en el tiempo si tenemos en cuenta, que a diferencia del resto, no sólo fue un sábado la fiesta, sino todo un fin de semana en los días anterior y posterior al 6 de mayo de 2006. El lugar seleccionado para dicho encuentro fue una casa rural en La Murta, cerca de la pedanía murciana de Corvera, en la falda sur de Carrascoy.

   Las responsabilidades que conlleva tener hijos y los compromisos laborales, hicieron que los eventos pasaran a mediodía estrenándose en esta nueva etapa la comida en el Restaurante Ramírez de la pedanía cartagenera de Galifa el 7 de abril de 2007, aquel fue, el décimo Re­member. Le sucedió el de la Venta el Puerto en la pequeña localidad murciana de Baños y Mendigo, supongo que el 8 de marzo de 2008 (no recuerdo muy bien si cayó aquel sábado u otro). En Las Torres de Cotillas, concretamente en Restaurante Pacorrín se realizó el de 2009, concretamente el siete de febrero, ya éramos un poco mayores, pero no lo suficiente para eludir esta congregación de amistades.

   El año que le sucede, o sea, el pasado 2010, fue al igual que el primero, un año “DRAKY” (por­que tiene dos eventos en el mismo, uno en enero y otro en diciembre) la cita de enero fue celebrada en la Pizzería El colega, en Llano de Brujas, Murcia, el sábado día nueve. La de diciembre, el día cua­tro, celebrado en el Club de Oficiales de Cartagena. Casualmente, en este año coinciden las mismas fechas que en el 1999 tanto en enero como en diciembre, pero once años después y muchas caras nuevas, y las conocidas… Más viejas.

   Este año presente, todo apunta que será en Galifa, otra vez en Cartagena, el próximo sábado cinco de noviembre. Confío en que los comparecientes tengamos un momento agradable, cargado de viejas anécdotas y de conversaciones de nuevas ilusiones personales y profesiona­les.



   El primer sábado de dentro de once meses tendremos (si todo marcha bien) el siguiente reencuentro, pero eso es ya otra historia. Para que se realice, hay que rendir cuentas con el que se avecina.

jueves, 27 de octubre de 2011

lunes, 24 de octubre de 2011

Albudeite

     Es el entorno de Albudeite uno de los paisajes más áridos que en la Región de Murcia se puede encontrar (que ya es decir), emergida sobre un cerro entre dos ramblas, es el río Mula, a su paso por esta localidad, un hilo de vida en un lugar que todavía congrega a los vecinos para implorar mediante misas que la lluvia haga su aparición para el beneficio de agricultores, ganaderos y hombres de buena voluntad. Al menos, es lo que anuncian los carteles.

     No en vano, las tierras áridas confieren un punto de exotismo donde los matices blancos de las tierras se mezclan con la vegetación, dando lugar a una explosión de contrastes sin igual incluso para los que estamos acostumbrados a ver paisajes de secano.

     Los lugareños parecen radiografíar con la mirada evidenciando una indisumulable sorpresa en un lugar donde el encanto de la tranquilidad de otrora se mantiene, dejando la sensación de que todos los días son domingo en cada uno de sus rincones.


miércoles, 19 de octubre de 2011

TRÍPTICO: CON MIGUEL DE UNAMUNO

TRÍPTICO: CON MIGUEL DE UNAMUNO

III

Metafísica, gozo, geometría
presagian del concepto tu vencido
sacro humor, Don Miguel, y tu cordura,
que orvalla azul en gris la fría tarde.

¿Con ardiente pregunta donde estalla
el vacío en el hombre no colmado
has osado tan agónico lamento?

Hondas son las raíces del Amor
y más hondo el amor en el vacío
sin consuelo, inefable, sin apego.

No patética luna hay que esmalte
la joánica, oscura, noche -¿sabes?-,
ni luceros: ni la nada, ni el olvido.

De la obra: "TRANSLUMINACIONES Y PRESENCIAS"
JESÚS CÁNOVAS MARTÍNEZ

jueves, 6 de octubre de 2011

El amor

El amor

Seguirá siéndome afín.
La pluma continuará en mí
tan leve y sutil
como el ave Fénix,
que desde su alto vuelo
segura de su fe,
es capaz de lanzarse al infinito
desprovista de sabias alas,
convencida,
que tras su raudo descenso
no hallará la muerte,
pues tan solo su cuerpo
se posará
sobre el divino fuego

De la obra: "Numen, viejo tesoro"
José Martínez Giménez

miércoles, 28 de septiembre de 2011

MALDIGO AL RELOJ Y SUS CONJUROS

MALDIGO AL RELOJ Y SUS CONJUROS

Nadie ignora
que todos los relojes parados
dan dos veces al día
la hora exacta,
pero a pesar de eso
el tiempo se nos echa encima
y a veces
nos aplasta.

Las horas,
son golpes en el mismo centro dorsal
de nuestra vida,
saltan lentamente
desde la altura inequívoca
hasta alcanzar el corazón y sus latidos.
Quieren disimular
a base de dividirse en segundos o minutos,
Para quedarse en péndulos danzantes,
con músicas o sonidos ilusorios,
cucos de madera e hipnóticos sonidos.

Maldito, cobarde
que sabes la necesidad del sueño imaginario
y asesinas el alma
de la ilusión onírica.

De la obra: El Silencio Imaginario
Carlos Gargallo Martínez

martes, 27 de septiembre de 2011

Fábula del marinero

Fábula del marinero

Caminaba un hombre
Descalzo,
Sobre la arena,
En la playa.
Pasó el jinete de escarcha,
Calentó sus pies,
Dibujó su blanca estampa.
Y el hombre quiso bañarse
Sin ropas que le estorbaran,
Quiso volver a ser niño
Y la espuma del mar
Besó su dulce cara.
Yo vi su sombra en la noche
Cuando las sombras se esconden
En la oscura madrugada.
Yo vi sus ojos azules
Navegando entre las olas
Para dar color al agua.


De la obra: "Noches en vela"
Mari Trini Mellado Romero

jueves, 22 de septiembre de 2011

Mi dirección de Twitter

      Mi dirección de Twitter es la siguiente: http://twitter.com/Fugitivo_CT, suelo usar esta red social para anunciar en qué bar estoy y cuánto dinero me queda para seguir invitando a cañas.

      Yo lo veo muy útil, la verdad.

lunes, 12 de septiembre de 2011

COETÁNEOS

Dirigido a las millones de civilizaciones que tuvieran la oportunidad de leer este mensaje enviado desde este punto del espacio, un día cualquiera de verano.

Mi nombre es José Antonio Frutos Romero, un sencillo habitante de un planeta al que llamamos La Tierra, la noche del 10 de agosto de 2011. Claro, la fecha poco importará fuera de mi pequeño universo, pero supongo que debe de ser alrededor de la una de la madrugada del uno de enero del año 13.700 millones, si es que se comenzase a contar los años a partir de lo que en mi mundo se denomina Big Bang, suceso que condicionó la existencia de nuestros mundos por lejanos que pudieran estar. Eso sí, si los datos que proporcionan los científicos de La Tierra son correctos, a saber si medís los años como nosotros y/o el sistema de cifras (como la palabra millones) tiene un sentido allí.

Mis vagos (aunque suficientes) conocimientos de astronomía contribuyen a que pueda imaginar la posibilidad de que este mensaje sea leído (e interpretado) de algún modo en los confines del cosmos, si bien, no soy tan ingenuo para creer que ninguna especie viva pueda trasladarse por el espacio acarreando la vida de miles de generaciones en conseguir dicha empresa por muy rápida y cómoda que pudiera ser la nave que los transportase. Las distancias son enormes y si la luz tarda millones de años en llegar a nuestros ojos, cualquier otro elemento: Infinitamente más.

El propósito de este mensaje no es otro que el de informaros de lo siguiente: El predominio en este planeta lo tiene una especie llamada Homo Sapiens Sapiens, la mía, nos consideramos inteligentes, empero cabe que no lo seamos tanto: Capaces de visitar nuestro satélite más cercano a casi medio millón de kilómetros de distancia (dato que debería omitir porque os parecerá irrelevante), pero no estamos preparados para erradicar el hambre en el mundo, ya no en otras especies: Sino en la nuestra. Y lo peor del caso, en nuestros coetáneos.

La historia de nuestros antecesores nos cuenta aberraciones como la de la Bomba Atómica, el Holocausto Nazi y un sinfín de barbaridades que nos escandalizaría tener que volver a vivirlas. Sin embargo, todavía a muchos, les conmueve más la muerte de una cantante que ha llamado a la muerte envenenándose, que la de miles de niños que en este preciso instante lo único que quieren antes de su inevitable muerte es llevarse algo a la boca, aunque fuera alguna de las moscas que tienen a su alrededor. Cuando  el único delito que han cometido es no nacer en el país de los que tienen (y le sobran) todo lo que quieren y más para llenarse la boca, los estómagos y los contenedores de basura de comida. Las empresas de comunicación sabedoras de que esas imágenes no son del agrado del televidente apenas si informan unos pocos segundos para pasar después a la “importantísima” información de lo que va llevarse en los próximos meses, me refiero a la moda, una serie de prendas con las que nos ataviamos los seres más inteligentes de este planeta según la época del año.

Y defino País, esa palabra que he mencionado antes respecto a que ningún ser elige en qué país nace, por si no sabéis de qué se trata compañeros del cosmos, en La Tierra, un país es un lugar cuyas fronteras no se ven pero que te determinan toda tu existencia (incluso hay quién daría la vida por esos barreras invisibles). Fronteras, muy seguramente transformadas por herencias de reyes o nobles que no podían casarse, tal vez por ser hermanos (que no debían seguir procreándose entre ellos para no fastidiarlo aún más) o que por el azar. Límites que dividen territorios, por los cuales (debida a la inefable ignorancia del coterráneo de turno), somos capaces incluso de hasta dar la vida y de distinguirnos sobre el resto de seres humanos de nuestro mundo.

Hay algo más, los que enarbolan la bandera de la religión justificando que todo lo maldito que ocurre en el mundo es porque así lo quiere Dios (como si lo mereciesen). Un ser que supuestamente tuvo la capacidad de crear nuestro planeta en siete días, pero que no actúa cuando un inocente niño de dos años, de piel oscura y prominente barriga llora tan abatido como resignado a un desenlace fatal. Y yo no crucificaría de nuevo a su hijo por permitirlo, me iría a ese personaje, al padre (si existiera), e intentaría clavarlo a la cruz por consentir que la desidia del ser humano conlleve a deshumanizarnos tan cruelmente con el próximo. Con un niño, que su única misión en la vida será la de sufrir. Para los representantes de La Iglesia eso tiene un significado, un lugar especial en el otro mundo. Yo no quiero que mis hijos, mis sobrinos o cualquier otro ser inocente, padezca ante la mirada avariciosa de quien no es capaz de ponerse en la piel de esas personas. “Son salvajes, no como nosotros” se dirán para disculpar su falta de empatía.

Por poco que os parezcáis a los habitantes de La Tierra, y si queréis dar explicación a todo lo que no comprendáis, tendréis un ser supremo. Y tal vez ese Dios exista, para vosotros y para nosotros, es lo que hace que giren los cuerpos celestes entre sí (por ejemplo), pero no nada pensante que decida nuestro devenir.

En fin, aquí vivimos en un maremágnum de nuevas ideologías que genera un piélago de dudas. Pero hay razones más poderosas que otras para luchar por un mundo mejor. Mientras hayan personas muriéndose de hambre, ahora, en este preciso instante, cualquier otra razón que nos mueva es pura frivolidad.

Cual mensaje encerrado en una botella de cristal que flota por los océanos de mi pequeño planeta he querido enviar este texto a la eternidad y a los confines del universo, como una carta abierta, incluyo también al pequeño grupo de contemporáneos que tendrán la opción de leerlo, si quieren. Si con el mismo, con las algo más de mil palabras y dos horas que he invertido en escribir este texto, he conseguido conmover o concienciar a algún lector y contribuye a que el día de mañana sea más humano, habrá valido la pena.



En cualquier caso, no dejan de ser las reflexiones en voz alta de un loco soñador una estrellada noche de verano, con una copa junto a él, mientras oye una ópera de Wagner.



P.D. Si alguien leyera esta carta allá por los confines del Universo y quisiera hacer una clonación de mi cuerpo para obtener información adicional, advierto que mis cenizas estarán en el sótano de mi casa, en un lugar llamado Torrenia. ¡Hasta entonces, buenas noches!

domingo, 11 de septiembre de 2011

Aledo

    Érase una vez un pueblo recortado en la cima de un un pequeño monte en un lugar llamado Sierra Espuña, de sinuosas calles de pendientes desordenadas, los amables lugareños, sabedores que cualquier foráneo va en búsqueda de una foto parónamica desde el castillo te observa sonriente y silencioso en un lugar cuya mayor virtud, es ésa, la falta de ruidos, de cláxones de vehículos o sonidos de motores a los cuales están acostumbrados los urbanitas de otros lugares como si de una banda sonora callejera se tratara y pensaran que esas circunstancias son las normales para la vida en sociedad.

    Es el silencio y las espectaculares vistas desde las alturas, de tierras semiáridas y rojizas, lo que una localidad de pequeñas dimensiones pero de carácter noble nos puede ofrecer.

    Y es ahí cuando entiendo por qué lleva siglos acogiendo gente una pequeña población de privilegiados que escasamente supera los mil habitantes y cuyo nombre es Aledo.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Nuevo juramento

    Yo que no juro por Dios, tendré que modificar en breve lo de "Te lo juro por mi hija". A partir de hoy juraré o por mis hijos, o por mis hijas... Todo se sabrá después de la ecografía.

    Ya daré cuentas al respecto.

miércoles, 10 de agosto de 2011

Carta abierta al Universo


COETÁNEOS

Dirigido a las millones de civilizaciones que tuvieran la oportunidad de leer este mensaje enviado desde este punto del espacio, un día cualquiera de verano.

Mi nombre es José Antonio Frutos Romero, un sencillo habitante de un planeta al que llamamos La Tierra, la noche del 10 de agosto de 2011. Claro, la fecha poco importará fuera de mi pequeño universo, pero supongo que debe de ser alrededor de la una de la madrugada del uno de enero del año 13.700 millones, si es que se comenzase a contar los años a partir de lo que en mi mundo se denomina Big Bang, suceso que condicionó la existencia de nuestros mundos por lejanos que pudieran estar. Eso sí, si los datos que proporcionan los científicos de La Tierra son correctos, a saber si medís los años como nosotros y/o el sistema de cifras (como la palabra millones) tiene un sentido allí.

Mis vagos (aunque suficientes) conocimientos de astronomía contribuyen a que pueda imaginar la posibilidad de que este mensaje sea leído (e interpretado) de algún modo en los confines del cosmos, si bien, no soy tan ingenuo para creer que ninguna especie viva pueda trasladarse por el espacio acarreando la vida de miles de generaciones en conseguir dicha empresa por muy rápida y cómoda que pudiera ser la nave que los transportase. Las distancias son enormes y si la luz tarda millones de años en llegar a nuestros ojos, cualquier otro elemento: Infinitamente más.

El propósito de este mensaje no es otro que el de informaros de lo siguiente: El predominio en este planeta lo tiene una especie llamada Homo Sapiens Sapiens, la mía, nos consideramos inteligentes, empero cabe que no lo seamos tanto: Capaces de visitar nuestro satélite más cercano a casi medio millón de kilómetros de distancia (dato que debería omitir porque os parecerá irrelevante), pero no estamos preparados para erradicar el hambre en el mundo, ya no en otras especies: Sino en la nuestra. Y lo peor del caso, en nuestros coetáneos.

La historia de nuestros antecesores nos cuenta aberraciones como la de la Bomba Atómica, el Holocausto Nazi y un sinfín de barbaridades que nos escandalizaría tener que volver a vivirlas. Sin embargo, todavía a muchos, les conmueve más la muerte de una cantante que ha llamado a la muerte envenenándose, que la de miles de niños que en este preciso instante lo único que quieren antes de su inevitable muerte es llevarse algo a la boca, aunque fuera alguna de las moscas que tienen a su alrededor. Cuando  el único delito que han cometido es no nacer en el país de los que tienen (y le sobran) todo lo que quieren y más para llenarse la boca, los estómagos y los contenedores de basura de comida. Las empresas de comunicación sabedoras de que esas imágenes no son del agrado del televidente apenas si informan unos pocos segundos para pasar después a la “importantísima” información de lo que va llevarse en los próximos meses, me refiero a la moda, una serie de prendas con las que nos ataviamos los seres más inteligentes de este planeta según la época del año.

Y defino País, esa palabra que he mencionado antes respecto a que ningún ser elige en qué país nace, por si no sabéis de qué se trata compañeros del cosmos, en La Tierra, un país es un lugar cuyas fronteras no se ven pero que te determinan toda tu existencia (incluso hay quién daría la vida por esos barreras invisibles). Fronteras, muy seguramente transformadas por herencias de reyes o nobles que no podían casarse, tal vez por ser hermanos (que no debían seguir procreándose entre ellos para no fastidiarlo aún más) o que por el azar. Límites que dividen territorios, por los cuales (debida a la inefable ignorancia del coterráneo de turno), somos capaces incluso de hasta dar la vida y de distinguirnos sobre el resto de seres humanos de nuestro mundo.

Hay algo más, los que enarbolan la bandera de la religión justificando que todo lo maldito que ocurre en el mundo es porque así lo quiere Dios (como si lo mereciesen). Un ser que supuestamente tuvo la capacidad de crear nuestro planeta en siete días, pero que no actúa cuando un inocente niño de dos años, de piel oscura y prominente barriga llora tan abatido como resignado a un desenlace fatal. Y yo no crucificaría de nuevo a su hijo por permitirlo, me iría a ese personaje, al padre (si existiera), e intentaría clavarlo a la cruz por consentir que la desidia del ser humano conlleve a deshumanizarnos tan cruelmente con el próximo. Con un niño, que su única misión en la vida será la de sufrir. Para los representantes de La Iglesia eso tiene un significado, un lugar especial en el otro mundo. Yo no quiero que mis hijos, mis sobrinos o cualquier otro ser inocente, padezca ante la mirada avariciosa de quien no es capaz de ponerse en la piel de esas personas. “Son salvajes, no como nosotros” se dirán para disculpara su falta de empatía.

Por poco que os parezcáis a los habitantes de La Tierra, y si queréis dar explicación a todo lo que no comprendáis, tendréis un ser supremo. Y tal vez ese Dios exista, para vosotros y para nosotros, es lo que hace que giren los cuerpos celestes entre sí (por ejemplo), pero no nada pensante que decida nuestro devenir.

En fin, aquí vivimos en un maremágnum de nuevas ideologías que genera un piélago de dudas. Pero hay razones más poderosas que otras para luchar por un mundo mejor. Mientras hayan personas muriéndose de hambre, ahora, en este preciso instante, cualquier otra razón que nos mueva es pura frivolidad.

Cual mensaje encerrado en una botella de cristal que flota por los océanos de mi pequeño planeta he querido enviar este texto a la eternidad y a los confines del universo, como una carta abierta, incluyo también al pequeño grupo de contemporáneos que tendrán la opción de leerlo, si quieren. Si con el mismo, con las algo más de mil palabras y dos horas que he invertido en escribir este texto, he conseguido conmover o concienciar a algún lector y contribuye a que el día de mañana sea más humano, habrá valido la pena.



En cualquier caso, no dejan de ser las reflexiones en voz alta de un loco soñador una estrellada noche de verano, con una copa junto a él, mientras oye una ópera de Wagner.



P.D. Si alguien leyera esta carta allá por los confines del Universo y quisiera hacer una clonación de mi cuerpo para obtener información adicional, advierto que mis cenizas estarán en el sótano de mi casa, en un lugar llamado Torrenia. ¡Hasta entonces, buenas noches!

martes, 12 de julio de 2011

Domingos de yoga

      Mi mujer y yo tenemos pensado practicar yoga todos los domingos que estemos en casa, sobre las doce del mediodía.

     Tras los ejercicios, la meditación y relajación, tendremos nuestro merecido aperitivo y un baño si se tercia.

     Invito a todos los participantes de este pequeño blog (para mí, una familia) a que acudan a comprobar los innumerables beneficios del yoga. De hecho, una seguidora catalana de este blog, amiga mía donde las haya, lo practica a menudo, me consta.

     Por cierto, Alicia es una monitora de lujo.

miércoles, 15 de junio de 2011

Diecimila anni al nostro imperatore (Turandot) Puccini

http://www.youtube.com/watch?v=pejbqF6xjD8&feature=related
Mi hija y la ópera
ACTO 3 Capítulo IX (Fragmento página 420)
    Mi padre una vez me dijo que Nessum dorma de la ópera Turandot fue el reclamo que lo introdujo a este fantástico género musical, casualmente mientras escribo mis últimas palabras suena de fondo un tema que contiene la misma melodía “Diecimila anni al nostro imperatore”, el final de la última ópera de Puccini, no podría existir más dulce casualidad para finiquitar mi relato.

martes, 14 de junio de 2011

A la conquista del planeta

     Hace justamente un año, el catorce de junio de 2010 me embarqué en un proyecto que tal vez de haberlo sabido, no hubiera dado el paso.

     La criatura ya está fuera, a modo de doble manuscrito que se va a la conquista del Planeta. Quizá después, pueda conquistar un hueco en mi casa, en mi familia, en mi trabajo, terrenos más complicados incluso, porque para vencer la cotideneidad hay que tener más imaginación y arte que el que un humilde servidor tiene a la hora de expresar una idea o una emoción.

     En cualquier caso, queda un proyecto más o menos pulido dejado para la posteridad (que siempre podrá mejorarse). Algún día puede que niegue la autoría de este trabajo del que ahora me siento orgulloso.

     Si llega ese momento es que habré mejorado mucho, o tal vez, habré perdido la fe en mi talento, algo que tarde o temprano termina apareciéndole a todo ser humano en algún instante de su vida.

lunes, 13 de junio de 2011

Casta Diva (Norma) Bellini

http://www.youtube.com/watch?v=a1-iWdY-4j4
Mi hija y la ópera
ACTO 3 Capítulo VIII (Fragmento página 411)
    Ella asintió, moviendo la cabeza y mezclando sus lágrimas con las mías. Así estuvimos durante minutos, en silencio, coronado por el aria de Bellini de “Casta Diva. Debía digerir en muy poco tiempo demasiada información, aquella mujer con la que me abrazaba había entrado siendo una desconocida y a los pocos minutos se había convertido en mi hermana Susana, a la que nunca conocí porque la dieron por muerta en un accidente de tráfico. El destino había cambiado a aquella mujer de nombre, fecha de nacimiento y de vida.

sábado, 11 de junio de 2011

O mio babbino caro (Gianni Schicchi) Puccini

Mi hija y la ópera
ACTO 3 Capítulo VI (Fragmento páginas 386 y 387)
    Comenzó a sonar “O mio babbino caro” de la ópera Gianni Schicchi, hice un gesto con la cabeza para que subiera el volumen y así callar a los asistentes, entre los cuales, estaban mi antiguo amigo Antonio y su madre. En el momento en el que aparecía la voz de la soprano dije lo siguiente:
    –A petición de mi padre quiero leer estas palabras que hoy he escrito.

viernes, 10 de junio de 2011

Intermezzo (Cavalleria Rusticana) Mascagni

Mi hija y la ópera
ACTO 3 Capítulo V (Fragmento página 379)
    Desperté aturdida y confusa tras una rara pesadilla, en ella se mezclaba la música con la que me quedé durmiendo, concretamente, el fragmento de “Intermezzo, en la fantasía del sueño aparecía mi padre en esa misma habitación, murmuraba para sí pensativo y orgulloso: “Mi hija y la ópera”, frase que repitió varias veces mientras asentía levemente con la cabeza, abrió el libro, que cerró al cabo de unos segundos, ya no leía, usaba aquel volumen para detener su vista y pensar, sonreía resignado y consumido por el cáncer, se quitó los tubos que le proporcionaban oxígeno, y echó el último trago al whisky, movió ligeramente la cortina, la tarde hacía brillar los tejados de las casas del pueblo, una última mirada nostálgica a aquellas vistas que durante el final de su vida le habían acompañado, divisó el paisaje durante unos segundos y luego dirigió la vista a la cama, a mí, que permanecía observando con fascinada quietud. Afirmó con la cabeza, dándome su beneplácito, se acomodó en la mecedora, cerró los ojos y unas lágrimas cayeron a sus labios que dibujaban un rostro amable, tranquilo, en paz.

jueves, 9 de junio de 2011

martes, 7 de junio de 2011

Che soave zeffiretto (Las bodas de Fígaro) Mozart

Mi hija y la ópera
ACTO 3 Capítulo III (Fragmento página 362)
    Algunas veces, desde mi dormitorio, oía las sillas desplazarse, de pequeña estaba convencida de que era mi hermana quién jugaba con ellas, no paraba de repetírmelo mi padre, el mismo que ahora maltrecho se mece adormilado escuchando el aria de “Che soave zeffiretto” de Mozart, mientras espera ansioso a que el destino haga su trabajo.

domingo, 5 de junio de 2011

Coro de Peregrinos (Tannhäuser) WAGNER

Mi hija y la ópera
ACTO 3 Capítulo I (Fragmento página 335)
    –Hija, ¿sabes de qué me estoy acordando ahora? Era una tarde, no sé de qué día, llevabamos poco tiempo aquí en esta casa, apenas tendrías unos cinco años, vivíamos tú y yo solos, algunas veces venía tu tía Laura, yo te odiaba, porque te culpaba de todo lo malo que me sucedía, pensé que eras un castigo divino, esa sensación de desapego hacia ti la tuve durante mucho tiempo. Aquella tarde había puesto Tannhäuser, ya al final de la ópera, sonó un fragmento que sabes que me encanta, el Coro de pegrinos. Comencé a bailar contigo en este salón que por aquella época estaba casi vacío de muebles y enredos, estuve dando vueltas contigo en mis brazos y con tu pequeña mano derecha cogida de mi mano izquierda, al son de la música me sonreíste, no lo hacías a menudo, te costaba reír de pequeña, siempre tenías el semblante serio, me alegré tanto de verte así que grité emocionado: ¡Te quiero! Esa tarde recuperé las ganas de vivir.

miércoles, 1 de junio de 2011

Marcha Triunfal (Aida) Verdi

http://www.youtube.com/watch?v=l3w4I-KElxQ&feature=related
Mi hija y la ópera
ACTO 2 Capítulo XXV (Fragmento página 297)
    Ella negó encogiéndose de hombros y con esa sonrisa con la que se ganaba muy rápido el perdón, seguramente ni se molestó en abrir la carátula.
    –Y ¿qué parte te ha gustado más? –pregunté a Isabel, sabiendo su respuesta.
    –La de las trompetas, esa que hace “pam pam…”
    Quiso hacerme la melodía con más o menos acierto, la interrumpí antes de que su euforia nos ridiculizase ante aquel público que se abrigaba mientras salía del teatro.
    –Eso es la Marcha Triunfal, Isabel.

martes, 31 de mayo de 2011

Contessa perdono (Mozart) Las Bodas de Fígaro

http://www.youtube.com/watch?v=XNQGp5lKK2M&feature=related

Mi hija y la ópera
ACTO 2 Capítulo XXIII (Fragmento página 281)
    Sonó uno de los fragmentos que en décimas de segundo reconocería –apreté aquel botón rojo incluso antes de saber la respuesta–, escuchaba la voz de un tenor que cantaba: “Contessa perdono”. Antes de que pasara un solo instante detecté a qué obra pertenecía, respondí eufórica.
    –Esto es Mozart –dije segura–, de Las Bodas de Fígaro, en el Cuarto Acto, es el momento en el que el Conde pide perdón a la Condesa de Almaviva.

domingo, 29 de mayo de 2011

Preludio (Rigoletto) Verdi

http://www.youtube.com/watch?v=sKSmt_dqPwg&feature=related

Mi hija y la ópera
ACTO 2 Capítulo XVIII (Fragmento página 278)

    Apagué el móvil en cuanto me senté en la butaca, junto a mí, a sendos lados, dos parejas de enamorados de edades dispares que entusiasmadas por la obra que iban a presenciar se besaban sin tapujos, ¡qué violenta me sentí!, sin poder mover el cuello mirando al telón que terminó replegándose tras el interminable (aunque desgarrador y emotivo) “Preludio”.

miércoles, 25 de mayo de 2011

martes, 24 de mayo de 2011

Chariots Of Fire (Chariots Of Fire) Vangelis

http://www.youtube.com/watch?v=TYJzcUvS_NU

Mi hija y la ópera
ACTO 2 Capítulo XX (Fragmento páginas 253 y 254)

    Interpreté uno de mis propias composiciones y que por supuesto no me suponían un gran esfuerzo tocar a ciegas. A continuación, ejecuté un tema conocido por todos: “Chariots of fire” de Vangelis, en honor a mi querida Marisa, sabía que la emocionaría.
    Al concluir, un estruendoso aplauso con ovación incluida. Hice una pausa de unos segundos y levanté con furia la bolsa que me cubría, todos elogiaban mi interpretación, mi composición y la del compositor griego. Isabel, conmovida al borde del llanto, supe después que aquella banda sonora estaba entre sus preferidas. La cara de Antonio no se me olvidará nunca, él sabía que tocaba el piano aunque jamás me había visto interpretar nada, era una mezcla de asombro y admiración, creo que si alguna vez estuvo enamorado de mí, fue en ese preciso instante.

domingo, 22 de mayo de 2011

Ulea

     Indudablemente, Ulea es una de esas localidades pequeñas, tranquilas, donde los forasteros son recibidos con la amabilidad hospitalaria de sus vecinos, sorprendidos por tan inexplicable (para ellos) visita.

     De estrechísimas calles que siguen siendo atravesadas por vehículos, Ulea es una localidad a las faldas de un monte del Valle de Ricote. Con ese paisaje característico de los pequeñas poblaciones de esa comarca y que se aglutinan en los caprichosos lugares que el río deja para que el hombre pueda habitarlos.

     Una expectacular edificación rosada, llamada como la casa del cura, queda pegada junto a una iglesia que inexorable al tiempo contempla desde la altura a su bello pueblo, donde el tiempo parece pasar más despacio.


sábado, 14 de mayo de 2011

Big My Secret (El Piano) Michael Nyman

http://www.youtube.com/watch?v=_N02RMJlA_E&feature=related

Mi hija y la ópera
ACTO 2 Capítulo XIII (Fragmento páginas 188 y 189)

    Tras la ejecución, un aplauso por parte de Pedro que me admiraba atentamente y la enérgica ovación de los que entraban: Juan y mi padre fumando, lo que prometía una noche larga. Antes de levantarme del piano, mientras elogiaban mis virtudes ante el teclado, interpreté un tema nostálgico que solía tocar con Dani, de una banda sonora de Michael Nyman.
    –Andrés, conozco profesores de piano del Conservatorio de Murcia que no lo hubieran hecho mejor que Violeta –dijo Pedro conmovido.
    –Tía, te podrías ganar la vida con esto –me dijo Juan– ¿qué tema has tocado que has emocionado a tu padre?
    –He tocado Big My Secret, de la película El Piano.

miércoles, 11 de mayo de 2011

Cuando el suelo se mueve

    Lo ocurrido esta tarde en Lorca no se puede adjudicar a ningún grupo terrorista, no es culpa de un conductor borracho o de un marido celoso... Uno, no puede resalcir su malestar con nadie salvo con el lugar donde vivimos, y sobre todo, al destino.

    Decenas de miles de japoneses han sufrido recientemente un maremoto, seguido de un tsunami y las inefables consecuencias de una gravísima catástrofe ecológica como será lo de la Central de Fukushima (y si no, al tiempo). Por mucho que parezca y perdónenme los japoneses y otros habitantes del mundo, nada es comparable con sentir un terremoto y saber que a escasos cincuenta kilómetros han muerto personas esta misma tarde.

    Este mediodía, esas personas, mientras comían, harían reflexiones de este tipo: "¿Ganará el Barça la liga esta noche?", "¿Llegará bien mi marido de su viaje a Alemania con el camión?", "Tengo que llamar a mi madre, hace días que no la veo", "Mañana tengo una entrevista de trabajo, seguro que tendré suerte..." Horas después, todos esos problemas han acabado para siempre.

    Mientras, a esa misma hora y a pocos kilómetros de ahí, mi mujer y yo celebrábamos en un restaurante que volveremos a ser padres dentro de unos meses (hoy lo hemos sabido).

    He leído, que los embriones, hasta un determinado momento de gestación, no son conscientes de sí mismos, o sea, no se puede considerar personas, simplemente unas células que van multiplicándose hasta pasadas unas semanas, que entonces, el feto adquiere una personalidad, o lo que es lo mismo, consciencia. Por poco que uno crea en la palingenesia (o en la reencarnación) -que para quién no me conozca, yo no creo en nada-, quien sabe si aquellas almas que estaban hasta hace unos minutos errantes, preguntándose todavía de a qué hora iban a regar las macetas de sus balcones lorquinos, fluyan hasta el lugar más recóndito de la ubicación para reencarnarse en mi futura criatura. Allí, dondequiera que estuvieran mis genes y los de mi mujer.

    En fin... que la vida tiene que seguir de algún modo. Al menos en La Tierra, reencarnaciones, o no. Siempre contaré a mi hijo o hija qué ocurrio aquel 11 de mayo de 2011, el día que supe, que tendría una persona más en casa.
 

    Que descansen en paz, las víctimas del terremoto en Lorca,  "La ciudad del Sol", el mismo sol que mañana saldrá.

lunes, 9 de mayo de 2011

Inneggiamo (Cavalleria Rusticana) Mascagni

Mi hija y la ópera
ACTO 2 Capítulo VIII (Fragmento páginas 151 y 152)

    Durante el trayecto, ya en la provincia de Albacete, comenzó a llover, no podía conciliar el sueño pensando en mis complejos, en los comentarios insultantes y en las caras prejuiciosas de todas las personas que trataban conmigo, como si fuera retrasada, como si mi aspecto definiera mis sentimientos y emociones, lloré en silencio, no quería que mi padre se distrajese con mis deseos no cumplidos de ser normal, el ruido de los coches que se nos cruzaban a toda velocidad en aquella carretera mojada y la melodía de “Inneggiamo” de Cavalleria Rusticana que afortunadamente fue elevada de volumen, atenuaron el sonido de mis amargos suspiros, lágrimas de lluvia caían desde el cristal del coche justificando mi pena ¿Alguna vez podría pasar desapercibida?, ¿por qué se me otorgaba una personalidad determinada por tener un aspecto concreto? Todavía hoy sigo sin encontrar respuestas a aquellas preguntas.

domingo, 8 de mayo de 2011

Obertura (La Flauta Mágica) Mozart

http://www.youtube.com/watch?v=WR1OhbjEhdg&feature=related

Mi hija y la ópera
ACTO 2 Capítulo VIII (Fragmento página 147) 

    Entramos al patio de butacas, nos sentamos donde correspondía, era un sitio excelente, cercano al escenario, los músicos afinaban sus instrumentos, mi padre con una barba y un moreno que parecía venido de haber hecho una carretera en una isla desierta, hizo pose de atención y respeto a los intérpretes. Comenzó la “Obertura”, ambos, sin comentar nada en ese momento (ni después), supimos que una ópera en directo no tenía parangón con las que pudieran ser escuchadas en un CD o casete, ni siquiera, a las vistas en vídeo. Por una vez, mi padre actuó protocolariamente dejándose llevar por el resto del público cuando habían aplausos en los fragmentos famosos, seguramente en contra de sus principios sobre la individualidad y el borreguismo.

viernes, 6 de mayo de 2011

O soave fanciulla (La Bohème) Puccini

http://www.youtube.com/watch?v=HC4bn1Q9WrA

Mi hija y la ópera
ACTO 2 Capítulo VI (Fragmento página 132)

    Aquella tarde, tras la siesta, la temperatura nos hizo un buen gesto. Escuchábamos La Bohème, que por aquel tiempo era su ópera preferida, siempre con permiso de Las Bodas de Fígaro, a la que tildaba de que si Dios compusiese óperas, no la podría haber superado. Balanceándose en una de las mecedoras que teníamos en el jardín describía la escena del “O soave fanciulla” de la ópera de Puccini cuando le interrumpí.

jueves, 5 de mayo de 2011

miércoles, 4 de mayo de 2011

Let it be (Let It Be) The Beatles

http://www.youtube.com/watch?v=mnUkNmTFCGs

Mi hija y la ópera
ACTO 2 Capítulo VI (Fragmento página 129)

    Daniel y mi padre me ayudaban también en los estudios, con mucha más paciencia por parte de mi profesor de piano que por la de mi progenitor, Dani, definitivamente, demostraba tener dotes para la enseñanza. Una tarde de sábado, estuvimos los tres interprentando una canción que se me quedó grabada para siempre. Con mi padre a la guitarra, la cual desenfundó con las cuerdas oxidadas y llena de polvo, Daniel y yo tocábamos el piano a dúo, él en las agudas, interpretando la melodía; y yo en las graves, las de la derecha, tocando las notas del acompañamiento. Hicimos una canción de The Beatles que Dani cantaba en un inglés perfecto: “Let it be. Aquellas tardes musicales del verano del 91 en las que intercambiábamos instrumentos y canciones me unieron más a Dani, que no paraba de repetir el cierto aire que se traían mi padre (de nuevo con barba) y Paul McCartney.

martes, 3 de mayo de 2011

Vogliatemi bene (Madama Butterfly) Puccini

http://www.youtube.com/watch?v=xkcAXyXgozY

Mi hija y la ópera
ACTO 2 Capítulo IV (Fragmento página 114)

    El Carnicero observó con detenimiento a mi padre, su barba negra, el hacha colgando de su mano derecha, “Vogliatemi bene”, el dueto del final del primer acto de Madama Buterfly ahogaba el sonido de los pájaros mezclándose con el ululo de los árboles y del viento, que mostraba el carácter de los atardeceres de septiembre. Miró a la casa de nuestros vecinos cuyas siluetas se recortaban tras la cortina, debió pensar que estaba en un lugar verdaderamente siniestro.

lunes, 2 de mayo de 2011

Ebben, ne andrò lontana (La Wally) Catalani

http://www.youtube.com/watch?v=U-8JMDJnrVE

Mi hija y la ópera
ACTO 1 Capítulo X (Fragmento página 80)

    Dos Guardias Civiles salieron del vehículo, se cuadraron en cuanto vieron salir a Andrés, que temeroso a una mala noticia apenas se mantenía en pie, la familia, expectante con aparente nerviosismo, permanecía en silencio dejando perceptible la música que sonaba desde la casa, el fragmento de “Ebben, ne andrò lontana” de Catalani.

domingo, 1 de mayo de 2011

FUGITIVO: Va pensiero (Nabucco) Verdi

FUGITIVO: Va pensiero (Nabucco) Verdi: "http://www.youtube.com/watch?v=wfS4rfPO7J8&feature=related Mi hija y la ópera ACTO 1 Capítulo VII (Fragmento página 62) En el Restau..."

Va pensiero (Nabucco) Verdi

http://www.youtube.com/watch?v=wfS4rfPO7J8&feature=related
Mi hija y la ópera
ACTO 1 Capítulo VII (Fragmento página 62)

    En el Restaurante y a petición de Andrés, sonaron dos fragmentos de ópera: “Intermezzo” de Cavalleria Rusticana cuando los novios entraron en la sala donde aguardaban los invitados, y  Va pensiero de Nabucco en el ritual de la partición de la tarta. La boda fue inolvidable para los asistentes y especialmente para los recién casados. Qué pena que la felicidad sean instantes inapreciables que apenas se saborean, unas pocas gotas de agua en el mar de la vida.

miércoles, 27 de abril de 2011

Nessun dorma (Turandot) Puccini

Mi hija y la ópera
ACTO 1 Capítulo III (fragmento página 20)

    La soledad, unida a una resaca perpetua le hacía cuestionar de manera diaria su existencia, la tarde de un soleado domingo de agosto de 1975, después de un fin de semana ajetreado, asomado al balcón de su casa, escuchó una melodía que provenía del piso de abajo, de la casa de una vecina anciana medio sorda, que antes de realizar el habitual regado de macetas de cada tarde elevó el volumen de la radio que emitía un programa sintonizado al azar especializado en música clásica. Sonaba el aria de “Nessun dorma de la ópera Turandot.
    Sería el decaimiento producido tras varios días sin descanso, o la tristeza que irradiaba aquella última tarde de agosto, con las calles casi vacías de gente apurando las vacaciones, el recuerdo de su madre, o el de su solitario padre con el que apenas hablaba fuera del trabajo, que la melodía exaltó los más profundos sentimientos que jamás había tenido Andrés por unas notas musicales.

domingo, 24 de abril de 2011

Libiamo ne' lieti calici (La Traviata) Verdi

http://www.youtube.com/watch?v=50mgt-Dwbbs

Mi hija y la ópera
OBERTURA (fragmento página 3)

    Al poco comenzó a sonar el célebre fragmento Libiamo ne’ lieti calici, –el brindis de La Traviata–, arrebató de los brazos de su cuñada a su hija, y comenzó a bailar con aquella criatura que despertó aterrada. Aún así Violeta no hizo gesto alguno, lo cual era raro porque desde que nació se irritaba fácilmente.

sábado, 23 de abril de 2011

Obertura (La Traviata) Verdi

Mi hija y la ópera
OBERTURA (fragmento página 3).

    Laura asintió sentada en el sofá, tenía la mirada seria a la par de cansada y con su sobrina Violeta en brazos, mientras, veía como Andrés insertó el primer vinilo y subió el volumen del tocadiscos. Cuando empezó a escucharse la "Obertura" él fue a la cocina, la música que sonaba ahogaba cualquier ruido, aún así Laura pudo advertir el sonido de un par de cubitos en un vaso vacío. Andrés que a pesar del aire húmedo del exterior iba únicamente con unos pantalones cortos, una camisa sin abrochar y unas chanclas, salió de la cocina con un vaso de whisky hasta el borde y moviéndose al ritmo de los primeros fragmentos del primer acto, dejó el vaso sobre el piano de pared que estaba en el salón y con los brazos en jarra miró al techo como si quisiera que alguien lo viese, sonrió irónicamente, parecía desafiante, como si en verdad, tuviera la certeza de que algún Dios, demonio u otro ser estuviese observándolo. No se equivocaba, yo veía lo que hacía.

jueves, 21 de abril de 2011

Carta abierta a mi hija, mientras Madrid y Barça se disputaban una copa...

Segundo cumpleaños de Adriana

                                                                           Jueves, 21 de abril de 2011

    Pequeña hija, hoy has cumplido dos años, toda una eternidad para ti porque no deja de ser toda tu existencia, para nosotros, un pequeño fragmento de tiempo, al cual podríamos calificar como: “Los mejores años de nuestra vida”.

    Durante estos meses, hemos visto como has pasado de andar a trompicones a correr con cierta naturalidad, de balbucear sencillas sílabas a elaborar frases de más o menos complejidad. Has aprendido a hacer vida social con tus compañeros de guardería y a mostrar una sonrisa incluso en los momentos en los que no te apetece, y es que ¡ya sabes ser amable! Algo que no se puede decir de muchas personas adultas.

    En este tiempo, yo, tu padre, he escrito una novela de la cual estoy tremendamente orgulloso. De hecho, es lo segundo más importante de todo en lo que he participado en su creación (no creo que tenga que decirte qué es lo primero). Hemos pasado malos momentos en nuestra pequeña familia, confío en que no lo hayas notado, aunque puede, que este pasado verano la imagen de un progenitor barbudo, barrigón y de mirada ausente te preocupase de alguna manera. En verdad, deseo que no fuese así.

    En este año tu madre y yo hemos descubierto el yoga, el senderismo y a alternar los horarios del gimnasio para no descuidarte ni a ti, ni a nuestras obligaciones cotidianas. Pero de lo que más hemos aprendido es a relativizar las cosas, que las preocupaciones emergen y se hunden si sabes cómo enfocarlas o a aceptar que la vida es como es, al igual que las personas querida hija. No hay que darle más vueltas.

    Queremos que compartas con nosotros nuestras aficiones y sobre todo nuestra filosofía, y eso será cuestión de tiempo, siempre si tú quieres.

    Mientras tanto aprende, ríe y llora lo que te apetezca y cuando lo necesites, y sobre todo: Crece. Aunque no te des mucha prisa por ello, déjanos a tu madre y a mí que sigamos disfrutando de los mejores años de nuestra vida.


    Eres libre de ser lo que quieras, pero ante todo: sé feliz. Tus agradecidos padres.