miércoles, 28 de septiembre de 2011

MALDIGO AL RELOJ Y SUS CONJUROS

MALDIGO AL RELOJ Y SUS CONJUROS

Nadie ignora
que todos los relojes parados
dan dos veces al día
la hora exacta,
pero a pesar de eso
el tiempo se nos echa encima
y a veces
nos aplasta.

Las horas,
son golpes en el mismo centro dorsal
de nuestra vida,
saltan lentamente
desde la altura inequívoca
hasta alcanzar el corazón y sus latidos.
Quieren disimular
a base de dividirse en segundos o minutos,
Para quedarse en péndulos danzantes,
con músicas o sonidos ilusorios,
cucos de madera e hipnóticos sonidos.

Maldito, cobarde
que sabes la necesidad del sueño imaginario
y asesinas el alma
de la ilusión onírica.

De la obra: El Silencio Imaginario
Carlos Gargallo Martínez

1 comentario:

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Gracias hermoso por la publicidad, un abrazo.