viernes, 10 de diciembre de 2010

RESACA (Microrrelato 100 palabras)

Siempre me  repito: “no vuelvo a beber en mi vida”. Ya es hora de que dedique tiempo a mi marido y mis hijos. Pedro, no debería quejarse, me casé con él porque mi amiga Laura me convenció, mis hijos fueron concebidos cuando ella estuvo fuera de España. Ayer me dijo que viniera sola, unas copas nada más, luego entró conmigo al aseo abriendo una bolsita blanca con la excusa de que la noche era larga y la vida muy corta, “tienes que dejar a tu marido –me dijo-, no te conviene”. ¿Qué hago ahora con mis hijos? Llamaré a Laura.

1 comentario:

Poeta Carlos Gargallo dijo...

Hay que tener voluntad propia. Ya lo dijo San Federico, llevad cuidados con los picos. Muy bueno, un abrazo.