domingo, 21 de septiembre de 2014

Carta abierta a mi prima Maribel

Estimada prima, supongo que nos veremos dentro de un rato pero me será imposible decirte nada y tan sólo podré consolarte con un abrazo. Por eso te escribo estas palabras a modo de carta abierta. Nada en la vida debe ser tan duro como sobrevivir a un hijo y ese durísimo trance lo estás sufriendo ahora. Creo que hablo en nombre de todos tus primos si te digo que estamos profundamente consternados. El 20 de septiembre de 2014 será una fecha que jamás olvidaremos y marcará el devenir de nuestra familia por esta tragedia tan difícil de superar. Siempre tendremos a Esteban Luján Martínez en nuestra memoria y, con ello, conseguiremos que su huella en la vida nos marque convirtiéndonos en mejores personas. Se nos ha ido un primo al que todos adorábamos, pero no se ha ido del todo porque seguiremos su ejemplo recordándole hasta el final de nuestros días. No soy la persona más apropiada para decir esto, pero pienso que tarde o temprano volveremos a estar con él. En cualquier caso, él ya está descansando y en paz, desligado de esta cruel e injusta vida que nos ha tocado vivir.

No hay comentarios: